Periodismo en el siglo XXI: ¿tomar partido o no?


Por: Kike Gómez

Cuando en una facultad de periodismo te explican el primer día la palabra objetividad, hay dos opciones: que te digan que eso es una quimera irrealizable por varios motivos y por lo tanto que no debemos aspirar a ello, y otra es que te digan que ese es el objetivo único y primordial al que debe aspirar un “buen periodista”; como si se tratase del paraíso.

Pues bien, estando totalmente en contra de la segunda opción, y totalmente a favor de la primera, he descubierto que existe otra importantísima distinción que deberían de enseñar ese primer día en una facultad de periodismo. Que también hay dos tipos de periodistas, y los dos válidos: los que se limitan a ir a la redacción para ganar dinero como si de otro oficio se tratase, y los que ven en la profesión la oportunidad por dar voz a los que no la tienen, de tratar de mejorar un poco las cosas, aunque eso sea casi imposible. Pero el caso, es que las facultades de periodismo están enfocadas únicamente a ese primer tipo de periodista. Lo único que pretenden los profesores es que sus alumnos no hagan el ridículo en una redacción de un periódico “serio”, buscando enfoques “alternativos”.

Está claro que el que paga es el que manda, y que si quieres publicar y comer de lo que te da un periódico de gran tirada, te tienes que comer mucha mierda y amoldarte a sus directrices, enfoques y demás. Pero ese otro periodista que también busca y reparte información, aunque no viva de ello, también tiene derecho a tener una buena formación en la universidad que sea. Lo malo es eso, darse cuenta de que lo que aprendas en una facultad, quizá no te esté sirviendo de nada más que limpiarte esa ilusión por cambiar las cosas con tu trabajo. Afortunadamente el periodismo es de esas pocas profesiones que tienen ese aliciente. Pero la pregunta es ¿tomar partido o no tomarlo? Desde luego que hay que saber hacer periodismo, escribir, enfocar, buscar fuentes, relatar los hechos con veracidad y honestidad… pero una vez con todo eso, ¿el periodista se ha de posicionar con lo que cree justo o no?

Ryszard Kapuscinsky – Objetivo: la objetividad.

Enrique Meneses – El futuro son los bloggers

Pascual Serrano – Contra la neutralidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s