Análisis Musical: Father John Misty – Fear Fun


El Padre Juan Nebuloso

Por: Ryan Kozin

El 16 de mayo, Boston, MA, EEUU – Había pistolas, crucifijos, pastillas de Valium y marihuana. Había bondage, mucha juerga, auto-mutilación y rendimiento espiritual —bueno, de alguna manera—. Subiendo al escenario del Brighton City Music Hall, más tarde que lo anticipado y primero como batería para el telonero Ha Mar Superstar (el alter ego del compositor Sean Matthew Tillman –no pariente–), J. Tillman saludó distendidamente al público. Después de la actuación hiper sexual preliminar de su amigo —que incluía un baile encima de la barra, un striptease y una versión de su hit I Need a Tall Boy— J. Tillman volvió al escenario, esta vez encabezando su nuevo grupo, como cantante. Explicando que no suele tocar en Boston sino “ahí cerca de MIT en Cambridge donde el complejo industrial-militar ha perfeccionado su patente más exitoso: la puerta giratoria,” Tillman y su quinteto tocaron Fear Fun en su totalidad. El tono general de la música fue fiel al álbum —que Rolling Stone ha descrito como “un remolino convincente de baladas de Laurel Canyon y psicodelia desolada”— pero también llevaba la espontaneidad que debería acompañar la música en directo. De hecho, la única pega que se podría poner son las diatribas que Father John Misty lanzaba al público y sus digresiones sesquipedales. Sin embargo, como se han parecido tanto a las que hizo en su reciente visita a la estación de radio de KCRW en California (disponible aquí), es difícil no pensar que es todo un montaje, que forme parte del show. Lo cual nos lleva a preguntar por qué.

En una entrevista con LA Weekly, el ex -batería de los Fleet Foxes explica que se adoptó la mote de Father John Misty en parte para escapar lo que sentía como una limitación creciente y auto-impuesto a sus composiciones y también como una referencia divertida a la cocaína (como se hicieron en la canción de Led Zepellin, Misty Mountain Hop), y su lucha de toda la vida con espiritualidad. Y como canta en la canción Every Man Needs A Companion (Cada Hombre Necesita Una Compañera), “[…] Me obsesionaba por la idea de religión —ya sé que es una pérdida—. Nunca me gustaba el nombre Joshua y me cansé de J’.

Con respecto al álbum, cubre una multitud de temas y canta unas historias poéticas. Es una obra multicapa que ofrece lirismo lleno de imágenes en todo momento. Y han complementado este rico lirismo cinemátigráficamente. Cada uno de los tres primeros singles que lanzó —en orden, Hollywood Forever Cemetery Sings (Canta el Cementerio de Hollywood), Nancy From Now on ([Llámame] Nancy A Partir De Ahora), Sally Hachet (Sally Hacha)—, también tiene un vídeo de música muy original, todos compartiendo las depravaciones de una vida alternativa americana estimulada por las comodidades convencionales contraculturales de la cerveza, el sexo, el humo y las armas de fuego. Y cada uno de ellos es un éxito total artísticamente y con respeto a la intriga que llevan.

A pesar de lo que pienses de las digresiones autocomplacientes, sus extravagantes gesticulaciones sarcásticas y su arrogancia de que no se arrepiente, no se puede cuestionar la brillantez de su música. Y eso es lo que se importa. Además, es posible que haya una idea mas grade que merece su paciencia. Tillman ha dicho que necesitaba un alter-ego para escapar de los parámetros creativos que se habían puesto y crear su álbum más sincero hasta la fecha (ha sacado 7 álbumes en total como artista solista). En otras palabras, tomarse demasiado en serio es muy asfixiante. Referenciando al novelista americano Phllip Roth, Tillman ha declarado: “yo soy Father John Misty y no soy Father John Misty. Si no puedes ver esto, no lo vas a entender. Como me llame es totalmente arbitrario, pero me gusta el nombre. Tienes que tener un nombre. Nunca me dejaron elegir el mio.”

Lo mejor del concierto fue, sin ninguna duda, la música. Aunque con Father John Misty recibieron reacciones variadas, su arrogancia exagerada servía para recordarnos que quizás el éxito más importante de Fear Fun es su irreverencia. Ilustra que es muy difícil vivir y crear bajo las exigencias que nos ponen otros y que nos ponemos nosotros mismos. Y Father John Misty es una encarnación de esta idea —y así lo deberíamos considerar—. Nos recuerda que hay liberación al rechazar lo que nos dijimos que tuvimos que ser.

Aquí puedes encontrar el álbum en streaming.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s