Eduardo Galeano “Los hijos de los días”. Presentación en Bilbao


Por: Kike Gómez

Con una hora de antelación y en una cola que recorría longitudinalmente la nueva fachada restaurada del teatro «Campos Elíseos» de Bilbao, seiscientas personas esperaban para entrar en la nueva máquina del tiempo que recientemente ha creado el escritor uruguayo Edurado Galeano.

Se trata de un artefacto de 431 páginas denominado: «Los hijos de los días».

Mientras las butacas disponibles se iban ocupando, el protagonista de la velada aguardaba sentado en el centro del escenario, junto a una mesa con una copa y una botella de agua, ordenando sus apuntes con los que nos trasportaría por espacios, lugares y tiempos lejanos, olvidados o desconocidos, durante el viaje en el que veríamos el mundo del revés, lo volveríamos a voltear y de nuevo al revés para que cuando acabase no supiésemos exactamente cómo estábamos en un principio. La voz potente, profunda y delicada usada con esa calma latinoamericana dándose «tiempo para perder el tiempo», hipnotizaba a los asistentes que no podían reprimirse y aplaudir en cada estación de ese viaje lleno de ironía y reivindicación. Eduardo Galeano enlazaba una «historia» con otra para trasladarnos por los días de un único calendario pero que correspondía a diversos años al mismo tiempo, y a diferentes países y ocasiones. A través de esos momentos del pasado y del presente nos pudimos observar cometiendo errores, ver e intuir el futuro que nos aguarda —como Mr. Scrouch en Cuento de Navidad—, si no le damos la vuelta al mundo y lo conseguimos enderezar.

Fue una noche llena de «homenajes» (Rosa Luxemburgo, madres robadas, Palestina, el descubrimiento de América, indignados… también para el fútbol),  pero además, de «silencio», quien para el autor posee la comunicación más perfecta.

La única pega que se le podía poner a la velada vino justo al principio, cuando los organizadores anunciaron que Eduardo Galeano, por problemas técnicos, no podría quedarse al final para la firma de ejemplares. Un palo gordo para los asistentes que minutos antes del comienzo abarrotaban las librerías cercanas agotando los ejemplares de «Los hijos de los días». A pesar de todo, el encuentro acabó con dos minutos de silencio, rotos únicamente por los aplausos del público —puesto en pie— y los de Eduardo Galeano. Abracadabra.

Entrevista a Eduardo Galeano

Anuncios

Un comentario en “Eduardo Galeano “Los hijos de los días”. Presentación en Bilbao

  1. Galeano es un viaje en si mismo. Un escritor que deja huella y esa huella suele mover cosas en el pensamiento del que le lee o le escucha. Estupenda reseña, Kike. Gracias por enlazarla en Netwriters.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s